NO! Las mujeres no venimos al mundo solo para tener hijos.

Les contaba por Instagram, que hoy les platicaría sobre una experiencia personal que tuve un par de años atrás pero que estoy segura a muchas que no han sido mamás o las que hoy lo son, probablemente también les sucedió. 

Hace unos 3-4 años atrás, fui con mi madre al centro comercial a pasar el rato y curiosear entre las tiendas, después de haber entrado a un par de ellas me tope con una amistad añeja, de esas que nacen en el bachillerato y después se debilitan conforme cada quien agarra su rumbo. Las pongo en contexto para que tengan una mejor idea de aquel asunto.

A ella a quien llamaré Juanita, la conocí en aquella época dorada de todo ser humano, la adolescencia. Justamente mientras cursaba el bachillerato (tenía unos 18 o 19 años), ella se volvió novia de (Juanito) un muy buen amigo que estudiaba en el mismo salón que yo, eramos varios y varias los que formamos ese grupito en el que andábamos juntos para todos lados. Juanita no estudiaba en la misma escuela pero era la hermana de otro buen amigo de nuestro grupito y salón  y gracias a él conoció a Juanito. Así fue como Juanita se unió a toda la flota y compagino muy bien con todas las mujeres de ese clan (incluida yo). Juanita y Juanito se hicieron novios desde esos ayeres (20 años atrás aproximadamente). Como 8 años después se casaron y claro que estuve en esa boda, me dio mucho gusto por ellos y todos nos divertimos mucho en la fiesta.

Como les dije anteriormente, con el paso del tiempo todos nos fuimos distanciando pero cuando nos topamos nos saludamos con mucho cariño y siempre recordando viejos tiempos. Regresando a la historia, mientras pajareaba entre la ropa de aquella tienda, me encuentro con Juanita y la conversación fue la siguiente:

  • Juanita: Holaaaaaaa!!! Que gusto me da verte, años sin saber de ti.
  • Yo: Juanitaaaaaa, igualmente, que gusto poder saludarte, como estas?
  • Juanita: Muy bien, ya con un hijo y en búsqueda del segundo.
  • Yo: Si, he visto a tú bebé en Facebook, es igualito a Juanito, por cierto como esta? bueno, también he visto que muy bien, ya ves que Facebook te cuenta todo jajaja.
  • Juanita: jajaja asi es, Juanito esta muy bien también.
  • Yo: me lo saludas mucho, también a tu hermano y a tú mamá.
  • Juanita: Claro que si!

Y cuando pensé que ahí terminaba todo, me dice:

  • Y tú ya tienes hijos?
  • Yo: No
  • Juanita: Ah! y entonces que has hecho todo este tiempo?

En ese momento mi quijada se fue hasta el piso y mis ojos se salieron de su lugar jajajaja. No daba crédito a lo que estaba escuchando, primero por que la respuesta a esa pregunta la sabia perfecto por que como dije Facebook te lo cuenta todo, en ese momento yo era novia del amor de mi vida con quien hoy estoy felizmente casa y nada más, nada de fotos que pudieran dar indicios de que tuviera hijos y en segundo me parecía increíble que en pleno siglo XXI sigan pensado que es lo único que puede pasar en la vida de una mujer. Retomando, cuando pude salir del asombro de semejante conversación, mi cerebro se activo y esto es lo que en mi imaginación yo le quería.

Fíjate que: durante todo este tiempo, también tuve una vida. Termine el bachillerato, ingrese a la Universidad en la cual estudie la licenciatura en Derecho, me titule, conseguí mi primer trabajo muy bien remunerado al cual ingrese siendo tres de las mejores calificaciones en los exámenes de ingreso, me volví auto suficiente y conocí lo que es ganar tu propio dinero y hacer con el lo que quiera sin tener que esperar a que mis padres (o marido en su caso) me lo dieran, decidí estudiar una maestría la cual pague yo misma, me titule y realice un curso en educación, entre a clases para mejorar mi inglés y también aprendí italiano, viaje sola a esos sitios que siempre quise conocer, compre mi primer carro que disfrute junto con todas mis amigas, me divertí con ellas como loca, subí y baje, brinque y baile, cante hasta perder la voz, lloré y reí junto con ellas, pasamos amores y desamores juntas, viví toda mi juventud al máximo (mientras ella vivió pegada al novio sin poder dar paso si no era con él), madure en muchos sentidos por todas mis experiencias, me volví mas responsable, empece a comprender y valorar más a mis padres, nunca fui de la que soñaba despierta con la casa y marido perfecto (incluido los hijos) siempre supe que esas cosas llegan solas y que no hay que perder el tiempo aferrándose a que sucedan. No era mi prioridad jugar a la casita y perderme de todos esos momentos por traer hijos al mundo. Conocí al mejor hombre del mundo en lo que para mi era el momento correcto, a mis 32 años. Ya había hecho todo lo que quería hacer y él llego a complementar mi vida. Antes no me duraba un novio mas de tres meses por que yo prefería estar con mis amigas a quedarme en casa a esperar a que llegará a visitarme, me case tarde en comparación con la mayoría de mi generación y lo que sociedad espera. En fin Juanita, algún día tendré hijos pero mi vida no comienza a partir de ahí.

pexels-photo-862848.jpeg

Que quiero expresar con toda está historia? Lo que dice el titulo de está entrada, la mujer no vino a este mundo solo para tener hijos!!! NO es para lo único que es capaz.  Eso es un mito urbano creado miles de años atrás por una sociedad machista que prevalece en la actualidad y que ha arraigado la idea de que solo el hombre puede hacer lo que quiera. NO! no es así. Las mujeres somos tan libres como ellos y tenemos el mismo derecho de decir que queremos hacer con nuestra vida.

No estoy juzgando a quienes como Juanita se casaron y tuvieron hijos muy jovenes, esa no es la finalidad de este post. Lo que quiero decir es que a nadie le debe importar lo que haga o decida el de enfrente, lo que importa es que lo que decidas lo hagas por convicción, por que de verdad es lo que quieres y te hace feliz. No venimos a este mundo a complacer ni a cumplir las expectativas de nadie. No tenemos que esforzarnos por demostrar nada a los demás, el único compromiso que tenemos debe ser con uno mismo.

No dejemos que la presión social o el miedo a ser juzgados decidan por nosotros, no permitas que alguien más decida tu futuro, no dejes tu felicidad en manos de otros.

En lo personal desde muy pequeña siempre fui muy independiente y autónoma en lo que quería, me aferraba a ello y nunca permití que nadie me impusiera nada (testigo de esto son mis padres y hermanos) en la escuela siempre tuve problemas con las monjas y maestras por que no era una niña sumisa, nunca tuve problema con decir NO y desafortunadamente nos han inculcado que como mujer a todo hay que decir que si y obedecer. Yo era y sigo siendo todo lo contrario, no me da miedo decir NO si así lo siento. Jamas diré SI a nada solo por compromiso o por quedar bien con los demás, si no me siento cómoda o no quiero hacer tal cosa simplemente digo NO, NO gracias, NO me interesa, por el momento NO. Enseñemos a nuestros hijos la importancia de esas dos letras, el poder que tiene y que un NO  a tiempo te evitará muchísimos problemas por dar un Si sin convicción.

Decir NO es tan incomodo para los demás como lo es hablar con la verdad y estos dos van de la mano. Si yo digo NO siempre va acompañado del por que, cuando platico con mi esposo me dice que peco de sincera y yo le respondo que prefiero ser sincera a decir mentiras por quedar bien (no tengo por que mentir) porque voy a decir que si a algo con lo que me siento incomoda? Prefiero decir NO voy por que tengo flojera de salir a decir SI, nos vemos ahí y 5 minutos antes tener que mentir y poner cualquier pretexto para no llegar, me explico? Como dice el refrán la verdad no peca pero incomoda y en general así es, si hablas honestamente las personas se incomodan y se lo toman personal. Vivimos en una sociedad donde la verdad y sinceridad debe ser maquillada para que pueda ser tolerada y aceptada.

Estoy convencida de que la maternidad no puede ser tomada a la ligera, no puede ser vista como algo con lo que venimos programadas, aprietas un botón y se activa. El ser madre es una cuestión importantisima ya que somos nosotras las responsable de educar mejores seres humanos. Creo que como mujeres antes de traer hijos al mundo, debemos tomarnos el tiempo para reflexionar, hacer un examen y análisis interior profundo para descubrir si verdaderamente vive en nosotras el instinto maternal. NO todas las mujeres tienen la vocación para serlo y admiro enormemente a todas ellas que han decido firmemente decir NO quiero ser madre aun en contra de lo que los demás opinen.

Mi mejor amiga esta felizmente casada y convencida completamente de que NO QUIERE tener hijos, sabe perfecto que no tiene paciencia, no le gusta el llanto, no esta dispuesta a cambiar su vida en la que ella y su marido pueden hacer lo que quieran, cuando quieran a la hora que sea por un hijo, esta consciente que se acabarían sus noches de fiesta, sus viajes espontáneos, sus fines de semana de dormir hasta que quieran, el ir y venir sin responsabilidad más que la de cuidarse entre ellos, pero desafortunadmanete está decisión le ha traído tristeza, sus padres no le hablan por que ellos creen que les esta fallando simplemente por no querer ser madre.  Yo le digo que no se preocupe, que los entienda y que deje que lo asimilen y el tiempo pondrá todo es su lugar nuevamente. Quien te quiere sinceramente SIEMPRE te apoyará y respetará tus decisiones aunque no estén de acuerdo con ellas.

Otra amiga, casada si quiere tener hijos, ha tenido 3 abortos por que no se han podido lograr y sin embargo no se deprime ni siente que si no llega a ser mamá no podrá ser feliz ni sentirse completa y plena.

Espero si hay alguien que lea este post y este pasando por alguna situación así, sepa que cada quien es dueño de su vida y sus decisiones.

Muchas veces el miedo se apodera de nosotros y nos hace mal decidir, pero sepan que sentir miedo no es malo, permítete sentirlo, lo que es malo es dejar que nos paralice, nos inmovilice y decida por nosotros. Cuando el miedo te invada, identificalo, controlalo, úsalo para reflexionar y déjalo ir,nunca tomes decisiones mientras tus sentimientos no esten alineados con tus pensamientos. Cuando algo no es adecuado para ti, tu corazón lo sabe y te lo dirá, si te sientes incomoda esa es la primera señal para detenerte y volver a meditarlo antes de decir.

Las mujeres no vivimos en plenitud únicamente al tener hijos, la mujer es plena cuando es feliz consigo misma. En cambio hay muchas mujeres que son madres y sin embargo no son felices por que no pudieron elegir, por que se dejarón llevar pensando que eso tenian que hacer.

Lucha por lo que quieres y no permitas que la sociedad influya.

woman-girl-freedom-happy-39853.jpeg

Nos vemos en la siguiente 🙂

2 respuestas a “NO! Las mujeres no venimos al mundo solo para tener hijos.

  1. Qué manía algunas personas con indicarte cómo debes vivir tu vida. Cuando estás soltera ¿y no tienes novio? Cuando tienes novio ¿y para cuándo la boda? Cuando te has casado ¿y los niños para cuándo? Parecen no entender que cada uno pueda ser feliz tomando decisiones diferentes a las que “nos dicta la sociedad”

    Le gusta a 1 persona

    1. Precisamente tengo pensada una entrada con la famosa pregunta y para cuando? No se paran a pensar que no saben que esté pasando la otra persona cuando hacen ese tipo de cuestionamientos que son tan personales y privados. Se me hace tan desagradable como cuando alguien pregunta y cuánto ganas? Cuanto te costo? Compraste o renta? Hay algo que se llama prudencia.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s